MAR

Me llamo Mar, trabajo como monitora en un colegio y disfruto mucho con mi trabajo. Me gusta mucho trabajar con niños y poder acompañarles en su crecimiento.

La formación de yoga me ha ayudado a crecer personalmente y me ha permitido  trabajar con los niños desde otros espacios.

Soy una persona afortunada por haber encontrado en mi camino la escuela Kaivalya y a Isabel Cervantes como maestra, una persona muy especial y una fuerte de sabiduría.